Permalink

0

La sujeción en estado puro para reparadores y carpinteros

Algo que descubrí desde muy joven es que no por mucho corres vas a llegar antes. Una filosofía de vida, tanto cotidiana como laboral, en el que la importancia del momento recae en hacer las cosas con precisión y a su tiempo. Esto lo saben bien gente de oficios como reparadores, carpinteros, escultores…y todos aquellos que trabajen en una mesa de trabajo con un tornillo de banco.

Parecería mentira, pero con una mesa de trabajo, y un único tornillo de banco se pueden hacer grandes cosas. Entre ellas trabajar con total tranquilidad y sabiendo que vas a tener todo el tiempo para manipular un objeto o material para darle la forma adecuada.

La organización lo primero, las herramientas después

Como cualquier trabaje que se presente hoy en día, hay que trabajar con todo en orden y bien planificado para que no falte de nada. Y si de seguridad y trabajar a gusto se habla, no puede faltar un buen tornillo de banco. Se trata de una herramienta de sujeción muy fácil de usar y que se coloca normalmente atornillada a una mesa de trabajo común.

De esta forma, siempre tienes la garantía de que si trabajas solo y necesitas una sujeción firme de un material puedes usarlo sin ningún problema. Sí que es cierto que existen otras alternativas para sujetar un cuerpo, objeto o material, pero este banco de tornillo es un clásico y realmente efectivo mecanismo.

Cómo se usa

Cómo y qué uso se le suele dar a este utensilio. Normalmente, para sujetar cualquier material, plancha de metal, madera… de una forma segura y poder modificar posteriormente este sujeto. Esta es una práctica muy común. Al igual que la de doblar algún alambre o metal previa fijación de forma rígida de dicho material.

Comments are closed.