Permalink

0

La importancia de realizar un mantenimiento de las calderas y estufas de biomasa

Nos encontramos en unos meses en los que lo habitual en nuestro país es no utilizar las estufas y calderas de biomasa, ya que el clima es caluroso y no se necesita su utilización.

No obstante, es importante recordar que el mantenimiento de estos aparatos es crucial para su correcto funcionamiento. Por ello, la ley obliga a realizar un mantenimiento llevado a cabo por un profesional al menos una vez al año.

Debemos diferenciar entre los mantenimientos, podríamos decir ‘caseros’, es decir, los propios del día a día que llevan a cabo los mismos usuarios, y los profesionales, que como hemos comentado, son obligatorios por una persona con certificado oportuno al menos una vez al año.

De esta forma, el verano puede ser un momento muy oportuno para revisar el funcionamiento de las calderas y estufas de biomasa, ya que se trata de un período en el que no están en uso y se puede revisar todo el mecanismo con total tranquilidad, sin necesidad de dejar sin producción de calor a ningún hogar o compañía.

Las calderas y estufas de biomasa tienen además la particularidad (positiva) de utilizar para la producción de calor la energía de biomasa. La biomasa es un tipo de energía natural y no contaminante, muy beneficiosa, ya que no perjudica en ningún sentido al medio ambiente.

Así, se trata de una manera de mantener los hogares y locales comerciales cálidos en los meses de invierno sin necesidad de emitir sustancias contaminantes.

Por ejemplo, la energía de biomasa no contribuye a las emisiones de CO2 ni provoca la lluvia ácida; es biodegradable y contribuye a la limpieza de los bosques, ya que se trata de residuos naturales que de otra forma sería muy costoso limpiar.

Comments are closed.