Permalink

0

La grifería sanitaria: el proceso completo hasta su acabado final

Lo confieso: estoy de reformas en casa. Y esto me ha llevado a plantearme o fijarme en cosas que nunca antes había hecho.

Una de las cosas que he tenido que hacer en las reformas del baño de mi casa es elegir la grifería sanitaria que voy a colocar. ¡No sabía que había tantas opciones!

Y esto ha provocado también que me pregunte por el proceso completo que debe pasar una pieza de grifería para conseguir el acabado final que demandamos los clientes y consumidores.

En todo este proceso, me he dado cuenta de la gran importancia que tiene el lijado, pulido y cromado de grifería sanitaria, que consta de las siguientes fases:

Lijado del metal

En primer lugar, la pieza de grifería metálica se lija para poder trabajarla posteriormente con mayor facilidad. Este proceso de lijado puede llevarse a cabo de dos formas: manualmente o con la ayuda de robots especializados.

Pulido del metal

Una vez que la pieza está lijada, pasamos a la fase del pulido, en la cual se eliminarán las imperfecciones que pueda tener la superficie metálica y conseguiremos esa uniformidad deseada. Además, la fase de pulido también aporta cierto brillo y dureza a la pieza.

Cromado del metal

Por último, tras el lijado y el pulido, llega el momento del cromado y el niquelado de la pieza de grifería sanitaria. Es en este momento cuando dotaremos a la pieza de todo el brillo que queramos darle y también aportaremos resistencia al metal.

Todas las fases son necesarias para poder conseguir un acabado final óptimo y el resultado esperado. Una vez que te pones a elegir modelos, distintos tipos de brillos y estética… ¡da gusto ver lo bien que se ha trabajado la pieza!

Comments are closed.